¿Por qué tienes que mimar los fondos propios de una empresa si quieres financiacion?

Si necesitas financiación para tu empresa la primera y más importante variable que va a analizar cualquier inversor o financiador son los fondos propios de una empresa. En una entrada anterior expliqué de forma muy muy breve (para no financieros) en que consisten los fondos propios.

No es contradictorio…..cuidar tus fondos propios para pedir dinero fuera de tu empresa.

Lo habitual es encontrar ese dinero fuera de tu empresa,  en un banco ( pueden venir por otras fuentes pero no es habitual en el 99% de los pequeñas empresas).

Esta financiación puede llegar en forma de préstamo o crédito.

En el formato “préstamo” el banco te da el dinero al principio y tienes que ir pagando periódicamente ( cada mes, o cada 3 meses…o cada 6 meses) hasta que devuelvas lo que te han prestado.

En el formato “crédito” el banco te da el dinero al principio y puedes ir pagando ese dinero cada vez que quieras. Lo que vas pagando poco a poco puedes pedirlo de nuevo, algo que no ocurre en el préstamo en el que desde el primer momento ya lo único que puedes hacer es pagar hasta que termines de devolver el dinero al banco.

Pues bien, que te den un préstamo o un crédito para apoyar tu proyecto va a depender de la salud de tu empresa, sea una empresa recién creada o con una larga vida. Y el primer indicador de salud son los fondos propios de tu empresa, sea una empresa de responsabilidad limitada, una sociedad anónima u otra forma jurídica.

Hace años los préstamos o créditos bancarios los concedía el director de oficina, que en muchos casos tenía un grado de discrecionalidad muy alto. Vamos, que aunque los datos de tu empresa fuesen malos, el director apoyaba tu operación y el crédito o préstamo se concedía a tu empresa. Pero esto ha cambiado drásticamente en los últimos años. La llegada de las nuevas tecnologías y las nuevas normativas bancarias ha cambiado por completo los procesos de análisis de riesgos de todas las entidades finacieras. Ahora todas las entidades tienen obligatoriamente sistemas que analizan la calidad crediticia de sus clientes, sean particulares o empresas.

Los clientes particulares son analizados con un credit scoring, una aplicación en la que introducen todos los datos del cliente y aparece una determinada calificación. En el caso de las empresas el sistema que las analiza se le llama rating.

He visto muchas pequeñas empresas que no les renovaban el crédito o le decían no a una nueva financiación por tener los fondos propios negativos. ¿Cómo puede ser esto?. Imagina que constituyes tu empresa con 3.000 euros de capital. Si el primer año la empresa pierde después de pagar todo ( incluyendo tu sueldo) 3.500 euros se habrán volatilizado los fondos propios con los que creaste la empresa. Simplificando mucho, los 3.000 euros que pusiste para arrancar se han consumido y queda un agujero de 500 euros. Pues bien, ahora los bancos no financian a empresas con fondos propios negativos.

Tienes dos soluciones ante esta situación:

  • Una solución a corto plazo que es ampliar capital. Imagina que tus fondos propios negativos son de -2000 euros. Puedes ir al notario y realizar una ampliación de capital de 3.000 euros, lo que regularizaría la situación. Ten en cuenta que ese dinero va a ser de la empresa y puedes disponer de el como quieras después. ¿Qué pasa si no tienes ese dinero en ese momento? Puedes plantearle al banco que en el momento de la concesión del crédito se disponga de una cantidad que se destine a ampliar el capital. Ejemplo: Firmas una cuenta de crédito de 20.000 euros y en el mismo acto se firma ante notario una ampliación de capital de tu empresa por importe de 3.000 euros, para poner en positivo los fondos propios de tu empresa. Esto último lo he hecho con algunos clientes.
  • Una solución a medio plazo es generar beneficios en los años siguientes. Recordemos que los fondos propios son por un lado el capital y las reservas y por otro el resultado del ejercicio( beneficio o pérdida). Si este año tus fondos propios son de -3.000 euros y ganas 6.000 euros, tus fondos propios pasarían a ser de 3000 euros positivos. Si no necesitas crédito durante este período y tu negocio va bien puedes aguantar y que los fondos propios pasen a ser positivos gracias al beneficio de tu actividad, pero si necesitas que los fondos propios sean positivos ya, tendrás que recurrir a una ampliación de capital cuanto antes.

Como expliqué en los posts de rating que ya he escrito, muchas pymes encuentran problemas en este punto por la doble contabilidad ( la real y la que uno presenta a Hacienda). He conocido a pequeñas empresas que dan pérdidas fiscales casi todos los años aunque la realidad es que ganan dinero, mucho o poco pero lo ganan. Esas pérdidas van comiéndose los fondos propios hasta hacerlos negativos. Suenan todas las alarmas cuando desde el banco llaman para decir que no renuevan la cuenta de crédito. Tened esto presente.

En el cálculo del rating los bancos comparan el importe de los fondos propios con el total activo de tu empresa ( este concepto tamién lo expliqué en el enlace del principio). La calificación del rating es muy importante, por dos motivos:

  1. Puede suponer o no que te den el crédito o préstamo que estás pidiendo, o que te renueven el que tienes en vigor.
  2. Un mal rating conlleva un precio de financiación alto. Un buen rating significa que te van a dar un mejor precio por la financiación.

Además, ten en cuenta que para todos los bancos los fondos propios comparados con la cifra de vuestro activo total consituye la variable con mayor peso o mayor ponderación en el sistema de rating, con un mínimo del 35% de la nota final. Así que si el rating fuese un examen para obtener el crédito, la pregunta de los fondos propios de tu empresa vale 3,5 puntos, la pregunta más valorada del examen.

Vamos a verlo con un ejemplo. El total activo de vuestra empresa ( las máquinas que habéis comprado, el stock que tenéis para vender, el dinero que tenéis en el banco……..) es de 50.000 euros.

  • Van a dar una calificación de “Muy buena” a los fondos propios de tu empresa si superan el 60% del total activo. En nuestro ejemplo como el total activo es de 50.000 euros, para obtener la máxima calificación en fondos propios estos deberían ser de más de 30.000 euros.
  • Van a dar la calificación de “Buena” a los fondos propios de tu empresa si superan el 40% del activo y quedan por debajo del 60%. En nuestro ejemplo si están entre 20.000 y 30.000 euros.
  • Van a dar una calificación de “Aceptable” a los fondos propios de tu empresa si superan el 20% del activo y quedan por debajo del 40%. En nuestro ejemplo si están entre 10.000 y 20.000 euros.
  • Van a dar una calificación de “Regular” a los fondos propios de tu empresa si superan el 10% del volumen del activo y quedan por debajo del 20%. En nuestro ejemplo si están entre 5.000 y 10.000 euros.
  • Van a dar una calificación de “Mala” a los fondos propios de tu empresa si está por debajo del 10% del volumen del activo de tu empresa. En nuestro ejemplo si los fondos propios están por debajo de 5.000 euros.

Indudablemente estos porcentajes no son idénticos para todos los bancos pero si que son válidos como indicador para tu empresa. Va a haber poca diferencia de un banco a otro.

Espero que esta entrada te haya resultado útil. Si es así por favor compártela. Gracias!

Silvia.

También te puede interesar:

Datos que necesitas para calcular el rating de tu empresa.

¿Qué es el rating de una empresa?.

Foto bajo derechos creative commons cortesía de Super Vanda

Opt In Image
SUSCRÍBETE AL BLOG

¡ Hola, TE INVITO A SUSCRIBIRTE AL BLOG !

Así recibirás algunas de las nuevas entradas, que siempre las creo pensando en todo aquello que tiene valor para quien está creando su proyecto o quiere darle un impulso. Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos por mail e invitarte a eventos organizados por la empresa. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en SILVIA CARAVANTES CANTERO estamos tratando tus datos personales, por tanto tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos. Ten en cuenta que al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.

About Silvia

Silvia Caravantes, Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, especializada en Propiedad Industrial, Finanzas y Copywriting. Puedes contratar mis servicios si vas a registrar una marca, nombre comercial o logotipo, o estás en un proceso de oposición o recurso de alzada. Desde hace un año también trabajo de copywritter para otros proyectos online, planificando su calendario de publicaciones con el propósito de crecer en clientes y ventas. Si quieres que trabajemos juntos no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Puedes dejar aqui tu comentario. Gracias