Roban el nombre de tu negocio ¿Qué puedes hacer?

El otro día un lector del blog me escribió porque un tercero acababa de registrar el nombre comercial que él venía utilizando en los últimos 20 años. Y preguntaréis…¿cómo es posible?. Pues porque este lector no lo tenía registrado, ¡después de utilizarlo durante más de 20 años! ¿Pero estas cosas pueden pasar? ¡Si! Entonces ¿qué puedes hacer si te roban el nombre de tu negocio?.

Vamos a ver, llevas con un negocio abierto 20 años, te ha ido bien, durante estos últimos 20 años (se dice pronto) has patrocinado actividades culturales, competiciones deportivas, equipos que han competido a nivel nacional e internacional, has invertido en publicidad a nivel local, provincial, regional, nacional y… ¿has registrado tu nombre comercial? La respuesta es: NO.

Así que roban el nombre de tu negocio…

roban el nombre de tu negocio

Y entonces:

– ¿Tienes página web?.

– Si.

– ¡Bien !. ¿Cuando la registraste?

– Hace 2 años

– ¡Bien!. ¿El dominio es igual a tu nombre comercial?

– No.

– OMG.

Esta conversación es real, sólo que el OMG podéis cambiarlo por algo menos políticamente correcto.

Así que para rizar el rizo, el lector registra un dominio hace 2 años para su negocio y ¡no utiliza el mismo que venía utilizando para su actividad habitual!. Roban el nombre de tu negocio, pero el dominio que registraste no es el de tu negocio… ¿quién da mas?.

Para darle al tema un poquito más de sal, toda la pasta gastada estos últimos 20 años no se invirtió en un mismo signo (nombre comercial) sino que a veces se utilizaron variaciones del signo, en plan “ahora le añado esto delante” y “ahora le añado esto detrás”. Así que de cada 100 euros gastados en los últimos 10 años en publicidad y promoción, al menos 30 euros se han tirado a la basura a efectos de una posible defensa del nombre comercial ante terceros.

Si te ves en una situación como esta, en la que roban el nombre de tu negocio y no lo tienes registrado, tienes, en principio, 2 opciones:

  • Si tu cliente objetivo ocupa un nicho muy concreto de mercado, todo ese trabajo de promoción y publicidad nacional, tu facturación, y otras variables pueden haber convertido a tu marca o nombre comercial en notorio para tu público. Las marcas o nombres comerciales notorios tienen una protección especial, aún no habiéndose registrado. El artículo 6 de la LM establece que el registro de un nombre comercial se denegará cuando el mismo se preste a confusión con un signo anterior, y por signo anterior también se entenderán los nombres comerciales notoriamente conocidos en España desde una fecha anterior a la de presentación del nombre comercial presentado a registro. Este era el caso del lector del blog, y eso lo tocaré otro día.
  • Si roban el nombre de tu negocio y tu cliente objetivo no responde a un nicho de mercado muy específico y toda tu labor de promoción se hizo a nivel local, si te roban el nombre de tu negocio difícilmente podrás argumentar que tu marca es notoria (ya que la notoriedad de un signo según la Doctrina y la Jurisprudencia o bien es nacional, o al menos es demostrable en un mínimo de 3 o 4 comunidades autónomas). Así que en este segundo caso sólo podrías argumentar mala fe si realmente la hay. ¿Cual es el gran problema en este caso? Pues que la OEPM aunque tenga el convencimiento de que el registro se ha solicitado de mala fe, porque así se pueda demostrar con pruebas, no puede denegar el nombre comercial por este motivo, que solo podrá determinarse en un posterior juicio de nulidad. El perjudicado por la mala fe de un tercero tiene necesariamente que acudir a los tribunales de justicia y solicitar la nulidad absoluta del nombre comercial por mala fe.

Antes de terminar la entrada “¿Qué puedes hacer si roban el nombre de tu negocio?” unas últimas puntualizaciones jurídicas importantes:

  • La mala fe no se presume, hay que probarla de acuerdo a diferentes sentencias del Tribunal Supremo.
  • Se habrá de probar el conocimiento del nombre comercial preexistente y la intención del solicitante de causar un daño al titular del nombre comerial anterior. El conocimiento pues prima sobre el comportamiento.
  • El Tribunal Supremo  ha establecido que la mala fe es el conocimiento de la titularidad ajena de un nombre comercial y el registro a sabiendas de ello”.  El solicitante (en principio actuando de mala fe), en el momento del registro del Nombre Comercial por el que estamos disputando, debía de conocer el nombre comercial preexistente o anterior (el nuestro).

A modo de conclusión breve: si no quieres verte en la situación que he contado en este post, no le dejes un sólo día más, regístra el nombre de tu negocio ya.

Espero que esta entrada te haya resultado útil. Si necesitas ayuda con la gestión de tu marca o nombre comercial hemos puesto en marcha un servicio de consultoría.

Saludos.

Silvia Caravantes.

Foto: Circula Seguro.

 

Opt In Image
SUSCRÍBETE AL BLOG

¡ Hola, TE INVITO A SUSCRIBIRTE AL BLOG !

Así recibirás algunas de las nuevas entradas, que siempre las creo pensando en todo aquello que tiene valor para quien está creando su proyecto o quiere darle un impulso. Desde la creación de la web en 2013 jamás he facilitado los contactos de mis subcriptores a un tercero ni les enviamos comunicación alguna que no tenga que ver con el blog. ¡ Gracias ! Al suscribirite aceptas nuestra política de privacidad.

 

About Silvia

Silvia Caravantes, Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, especializada en Propiedad Industrial, Finanzas y Copywriting. Puedes contratar mis servicios si vas a registrar una marca, nombre comercial o logotipo, o estás en un proceso de oposición o recurso de alzada. Desde hace un año también trabajo de copywritter para otros proyectos online, planificando su calendario de publicaciones con el propósito de crecer en clientes y ventas. Si quieres que trabajemos juntos no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Puedes dejar aqui tu comentario. Gracias