Brotes verdes…..Va a ser que no, salvo para los de siempre

Este viernes estuve en el banco para hacer una operación de caja.  Como casi siempre encontré una larga cola, lo que significa esperar un buen rato. Estando allí, entró un cliente que se puso a hablar con el director de la oficina de esta forma que nos gusta hacer a los españoles, es decir, a hablar como si estuviesemos en el salón de nuestra casa. La conversación es un fiel reflejo de lo que sigue pasando a día de hoy a las pymes españolas, a las que ningún banco les da crédito. Brotes verdes….Va a ser que no, salvo para los de siempre.[Seguir leyendo]