Avales públicos para empresas COVID19- Primer tramo de 20.000 millones

Artículo actualizado a 4 de Abril de 2020. El Gobierno ha aprobado la línea de avales públicos para empresas COVID19,  con el propósito de facilitar el acceso a créditos y préstamos.

avales públicos para empresas COVID19

Esta línea de avales públicos para empresas COVID19 implica el aval por parte del estado de entre 60 y un 80% de las cantidades prestadas por los bancos a las empresas.

La garantía máxima del 80% será para la financiación a pymes y autónomos que se vean afectados por el coronavirus (COVID19).

El Consejo de Ministros de 24 de marzo de 2020 ha autorizado las condiciones de la línea de liquidez anunciada la semana pasada por Pedro Sánchez de garantías crediticias por importe de 100.000 millones (Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo). En este caso para un primer tramo de 20.000 millones de euros.

Los préstamos y créditos que cuentan con la garantía de esta línea de avales públicos para empresas COVID19 servirán para “atender necesidades de financiación derivadas, entre otros, de pago de salarios, facturas, necesidades circulantes u otras necesidades de liquidez, incluidas las que se derivan de los vencimientos de obligaciones financieras o tributarias“, ha señalado la ministra.

La línea de avales será gestionada por el Instituto Oficial de Crédito (ICO).

La solicitud habrá que plantearla en las entidades financieras con las que el ICO firme este convenio (en principio serán la mayoría de las entidades del sistema: Caixabank, Sabadell, Santander, BBVA……).

Además de acudir directamente a las entidades financieras, el Gobierno ha dotado con hasta 1.000 millones de euros a las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR), a las que también es posible dirigirse para solicitar que avalen nuestra propuesta que finalmente firmaremos con una entidad financiera. Dejo en este enlace el listado de SGR por provincia, en el que aparece el email de contacto.  En el caso concreto de Andalucía, el gobierno autonómico ha liberado 36 millones de euros para que las SGR avalen el 20% restante (el 80% cuenta con el aval del Estado) para operaciones cuyos importes estén entre 15.000 y 50.000 €. 

Para acogerse a esta línea de financiación especial, el cliente tiene que justificar que estas necesidades vienen determinadas por los efectos del COVID19, y garantizar la viabilidad de la empresa a través de la presentación de un PLAN DE CONTINGENCIA Y CONTINUIDAD de su negocio frente a la crisisDe cualquier forma, hay entidades que no están solicitando este plan, sino únicamente la documentación económico-financiera de la empresa o el autónomo. 

Cada entidad podrá aplicar su política de precios a los préstamos concedidos a los clientes, si bien en la Resolución de 25 de marzo de 2020 que estoy comentado en este artículo se dice de forma expresa que los costes de los nuevos préstamos estarán en línea con los costes de los que las entidades concedían antes de la crisis COVID19. Con esto el Gobierno pretende que no sean estos préstamos más caros que los que se concedían antes de esta situación. 

Se prodrá formalizar no un único préstamo ICO, sino que es posible firmar con varias entidades, con un límite máximo total por cliente de 1.500.000 €. El Gobierno ha dado libertad para que cada banco determine el tipo de interés que aplicará en los créditos avalados atendiendo a la solvencia y a los riesgos de cada cliente. Por tanto, cada entidad puede aplicar una política de precios diferente, y también aplicar un criterio de riesgo u otro. Puede por tanto tener sentido plantear la propuesta en las dos entidades con las que trabaje la empresa en el día a día de los últimos meses y valorar la mejor oferta una vez comunicada por la entidad. 

Por último y muy importante, hay bancos que a pesar de contar con el aval del 80% por parte del Estado en estas operaciones, están incluyendo en el contrato de préstamo con el cliente una claúsula de este tipo: “Garantía real. Si durante la vigencia del presente contrato el banco estimase que no está suficientemente garantizada la obligación de la parte prestataria asumida en el mismo, esta se compromete a constituir a favor del banco, en el plazo máximo de 30 días desde el requerimiento que a tal efecto le practiqure el banco, garantía real mediante documento público“. Es decir, si firmáis una operación de 50.000 €, el 80% está avalado por Estado, esto es 40.000 €, y a pesar de este aval estás firmando además al banco que en cualquier momento puede exigirte hacer una hipoteca de un inmueble que poseas o bien pignorarte un fondo de inversión o un saldo en cuenta para garantizar esta operación. Es una claúsula claramente abusiva, pero que si el cliente “traga” van a intentar firmalo en el mayor número de operaciones.  

La documentación que en principio es necesario presentar es la siguiente:

– DE LA EMPRESA:

 – Balance y cuenta de pérdidas y ganancias de gestión de cierre del 2019

– Los 4 trimestres del modelo 111 del 2019 (retenciones de los trabajadores) o en su defecto el Modelo 190 que es el resumen anual.

                – Impuesto de sociedades del año 2018 (Modelo 200)

                – Modelo 390 del 2019

                 – Modelo 347 del 2019

                 – 1,2,3 y 4 trimestre de IVA del 2019 (Modelo 303)

  – Recibos de préstamos que se puedan tener en otras entidades (si se da el caso). Los de la entidad en la que presentas la solicitud no es necesario

                 – Contrato de alquiler del local donde se desarrolla la actividad (si se da el caso) .

     – DE LOS AVALISTAS:

                 – Declaraciones de IRPF del 2018

                 – Si se es autónomo los 4 trimestres de IRPF del 2019 (Modelo 130)

                 – Si se es asalariado o autónomo con nómina las 4 últimas nóminas

            – Recibos de todos los préstamos que se tengan (hipotecas, consumos,   financieras, …   ) en otras entidades que no sean de la entidad en la que se solicita.

          – Justificantes de las propiedades que se tengan, es decir, notas simples actualizadas o si no se tienen escritura de la vivienda y recibo de IBI actualizado.

Además, se deberá de adjuntar un documento en el que se desglosen los gastos fijos estructurales del negocio. Un posible desglose puede ser este:

– Nominas fijas de empleados que tiene que mantener en activo la empresa (desglose      de personas y retribución).

– Seguridad social asociadas a estas nóminas.

– Pagos de seguros, energía, comunicaciones, etc…..

– Cuotas de préstamos en la entidad en la que se solicita la línea de avales. 

Puede que alguna entidad solicite algún documento adicional, pero en principio esta es la documentación necesaria para elevar inicialmente la propuesta al departamento de riesgos.

El importe a solicitar debería de no superar la necesidad de liquidez de los próximos 6 meses. Esto es, si nuestra necesidad de liquidez mensual teniendo la actividad parada o bajo mínimos es de 10.000 €, nuestra solicitud al banco no debería superar los 60.000 €, ya que los departamentos de riesgos probablemente no van a autorizar solicitudes que superen los 3 meses de liquidez justificada.  En este ejemplo que estoy poniendo, aunque solicitemos 60.000 € (6 meses de liquidez: 10.000 x 6) probablemente van a aprobar 30.000 € (3 meses de liquidez: 10.000 x 3). Por esto es muy importante desglosar todos los gastos mensuales de estructura que tenemos, y no dejar ninguno fuera. Es importante que podamos justificar estos gastos si nos lo solicitan.

En cuanto a este importe máximo, existe formalmente un límite que vendrá dado por alguna de estas cantidades (tenemos que marcar una de estas dos opciones): 

Que el importe de la operación de financiación no supera el doble de los costes salariales anuales tomando como referencia el año 2019.  Deberemos aportar con carácter previo a la formalización justificación del destino de la financiación (sueldos, salarios, proveedores, obligaciones tributarias, obligaciones financieras, proveedores, alquileres y otras necesidades de financiación, etc).

Que el importe del préstamo no supera el 25 % del volumen de negocios total de esta empresa/autónoma/a en 2019.

Podrán solicitar estos avales las empresas y autónomos afectados por los efectos económicos del COVID-19, siempre que los solicitantes no estuvieran en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 y en procedimiento concursal a 17 de marzo de 2020.

Ha dado el visto bueno a los primeros importes, por 20.000 millones. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha señalado en la rueda posterior al encuentro que la mitad de esta cuantía irá a parar a las pymes y los autónomos, es decir, 10.000 millones.

Una vez se vayan consumiendo los recursos, el Gobierno activará nuevos tramos de líneas hasta alcanzar el objetivo máximo de los 100.000 millones.

Los plazos de vencimientos alcanzarán los cinco años.  La vigencia de este aval será igual al plazo del préstamo concedido por la entidad financiera y con un plazo máximo de cinco años.

A falta de conocer nuevos detalles, en principio las condiciones iban a establecer que las primeras pérdidas de estos recursos las asuma la banca, con el fin de reducir el riesgo de agujero para las arcas del Estado, siguiendo el modelo belga.

Los avales solo estarán disponibles para nueva financiación o renovaciones. En ningún caso para empresas que hubieran tenido problemas de insolvencia con anterioridad a la pandemia. El Ejecutivo quiere evitar que compañías que ya pasaban por apuros se beneficien del plan, ya que se han lanzado para mitigar exclusivamente las consecuencias del virus en la economía.

Entre las condiciones pactadas por el Ejecutivo y la banca, también se tenía previsto estipular la prohibición de que las entidades libren una batalla por captar clientes a través de estas líneas de avales, eliminando así la tentación de hacer más negocio para sanear las cuentas. Es decir, no se va a permitir la subrogación de préstamos en esta línea de avales públicos para empresas COVID19. 

También asumen las entidades el compromiso de mantener, al menos hasta el 30 de septiembre de 2020, los límites de las líneas de circulante concedidas a todos los clientes y, en particular, a aquellos clientes cuyos préstamos resulten avalados.

A medida que se vaya agotando este primer tramo, entrarán en acción y de forma automática el resto de cantidades hasta completar los 100.000 millones de euros comprometidos.

Si este artículo te ha resultado útil por favor compártelo en redes sociales. 

Sobre la temática préstamos y créditos te invito a leer este otro artículo sobre cómo afecta un préstamo a la cuenta de resultados de tu negocio

Saludos

Opt In Image
SUSCRÍBETE AL BLOG

¡ Hola, TE INVITO A SUSCRIBIRTE AL BLOG !

Así recibirás algunas de las nuevas entradas, que siempre las creo pensando en todo aquello que tiene valor para quien está creando su proyecto o quiere darle un impulso. Tratamos la información que nos facilitas con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos por mail e invitarte a eventos organizados por la empresa. Los datos proporcionados se conservarán mientras no solicites el cese de la actividad. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Tienes derecho a obtener confirmación sobre si en SILVIA CARAVANTES CANTERO estamos tratando tus datos personales, por tanto tienes derecho a acceder a tus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos. Ten en cuenta que al suscribirte aceptas nuestra política de privacidad.

Puedes dejar aqui tu comentario. Gracias